Avance de la tuberosidad tibial TTA

 La TTA fue desarrollada en la Universidad de Zurich por Dr. Slobodan Tepic y Pierre Montavon en el 2001.

Por que elegimos la tta:

-Es un procedimiento menos invasivo que la tplo.

-El coste de los implantes es más alto, pero no el del instrumental.

-Existen menos complicaciones si el procedimiento es seguido correctamente.

-En la tplo existe mayor grado de flexión con el subsecuente aumento de fuerzas caudales en el menisco.(Antonio Pozzi)

-La tta disminuye las fuerzas entre la rótula y el fémur, y el fémur y la tibia, con la consecuente diminución de la osteoartrosis.

-Mejor postoperatorio, es la tibia la que se desplaza y no la meseta tibial para encontrar el realineamiento.

-El titanio es más biocompatible que el acero.

-En el caso de luxaciones mediales, es posible trasponer la cresta a lateral.



eje-tta




Biomecánica:


    Lo que conseguimos con el avance de la tuberosidad tibial es que la fuerza FP sea perpendicular a la meseta tibial y eliminar FS mediante la superposición de FJS en FN. Permite definir el conjunto total de la fuerza paralelo al ligamento rotuliano. Si la rótula y la meseta tibial son perpendiculares, no hay ningún componente de rotación sobre el ligamento cruzado. Sin embargo, el ángulo entre la rótula y la meseta tibial cambia con la flexión y extensión. En plena extensión, el ángulo entre la meseta tibial y ligamento rotuliano es de 105 grados, mientras que en el pleno que la flexión es de 70 grados. En otras palabras, moviendo la tuberosidad tibial cranealmente a un punto en el que el ligamento patelar es perpendicular a la meseta tibial, el ángulo entre la rótula y el tendón tibial meseta no puede ser superior a 90 grados, por lo que nunca llegar a ser un ángulo de carga de la CrCl.



eje-fuerzas




Ahora si prestamos atención , si la meseta tibial no es perpendicular a FP, entonces FJS no superpone a la fuerza de compresión normal FN y la fuerza de rotación tibiofemoral FS. Los resultados son la sobrecarga CrCl resultante del movimiento tibial craneal en el impulso o la subluxación cuando el CrCl está roto.

eje-fuerzas-apoyo


   En la teoría la fuerza de apoyo es una fuerza FG . El tendón de Aquiles reacciona con una fuerza FA que se traduce en una fuerza neta en el conjunto del tarso FJT. El ligamento rotuliano reacciona con una fuerza FP para estabilizar. En consecuencia, la rodilla reacciona con una fuerza FJS, casi paralela a la del ligamento rotuliano.


Postoperatorio:

   

    6 a 8 semanas de restricción de la actividad, muchos pacientes comienzan un apoyo muy temprano. El retorno a la actividad debe comenzar a las 4 semanas si la progresión de la recuperación es satisfactoria.

    Control radiográfico a las 8 semanas tras la cirugía.

    Ejercicios de sentado y subida de escaleras son recomendados tras este periodo como fisioterapia.


TTA2

    Desde Junio de 2012 en colaboración con el Dr. Joop Hopmans, Dr. Slobodan Tepic ha desarrollado una nueva técnica, con un corte incompleto, se abandona el corte total de la tuberosidad tibial.



IMG_4572


   A partir del 2014 ya se comercializa después de un profundo estudio clínico, con 100 cirujanos involucrados y unos 1000 casos constatados.

   - Técnica menos invasiva.

   - Disminuyendo la morbilidad.

    - Acortando el periodo postoperatorio.

    - Complicaciones mínimas (<1%).

    - Reduciendo el riesgo de infección.

    - Acortando el tiempo de la intervención quirúrgica.

   





                                                                         


































© Habitavet 2019